¿CÓMO SABER SI UN BEBÉ SUFRE DE CÓLICOS?

Los criterios que se suelen aplicar con más frecuencia a la hora de diagnosticar el cólico del lactante se denominan reglas de Wessel o “regla del 3”, y se basan en 3 criterios simples y precisos:

  1. Llanto con duración de más de 3 horas diarias.
  2. Más de 3 días a la semana.
  3. Más de 3 semanas, en un bebé sano y correctamente alimentado.

Por otra parte, se representan otros síntomas que también son muy característicos y que pueden ayudar a diferenciar un episodio de cólico, de un llanto “normal”.

Llanto inconsolable de más de 3h diarias, 3 días a la semana durante al menos 3 semanas.

Bebé con signos de angustia y tensión que se produce como una contracción tónica generalizada.

Rostro enrojecido debido a la duración prolongada del llanto y la imposibilidad de consuelo.

Piernas flexionadas sobre el abdomen, es un gesto muy característico de los bebés que padecen de cólicos.

Distensión abdominal: el bebé presenta más gases de lo habitual y tiene la barriga hinchada.

Recomendación importante:

Si él bebé presenta otro tipo de síntomas de los mencionados anteriormente como pueden ser diarrea, fiebre o vómitos, es recomendable acudir a un especialista, pues puede tratarse de un problema más grave.